Piscis: Ama y ensancha el alma

Eywa Avatar
Imagen de la película Avatar

Piscis es el duodécimo y último signo del Zodiaco. Es el tercer signo de Agua y pertenece a la cruz mutable, es decir, es un flujo de emociones. Como último signo, es la energía más sutil del Zodiaco, la que vibra más alto. Entre tú y yo, la más jodida. Te explico por qué:

Toooodas las personas tienen la rueda zodiacal en su carta natal, es decir tienen la capacidad de sintonizar con las doce frecuencias que representan los signos del Zodiaco y es libre de elegir dónde se pone. Eso sí, para cada quien, de manera natural, unas energías le resultan más afines que otras, es lo que indica la posición de los planetas en la carta natal.

Por ejemplo, tú puedes estar muy a gusto en la frecuencia Libra (apertura al otro, equilibrio, armonía) de manera que quieres instalarte allí la mayor parte del tiempo, por ejemplo, haciéndote curador de arte, una profesión muy Libra. Es una idea estupenda porque estás “en tu salsa”, pero si en algún momento alguien viene a aprovecharse de ti porque parece que siempre estás receptiva y tú no lo quieres permitir, tienes que aprender a vibrar la energía opuesta a Libra, que es Aries (confrontación, afirmación de la identidad, decir NO), aunque de entrada “no te salga”.

Vale, pues el tema es que la frecuencia de Piscis a muchos les resulta incómoda para instalarse aunque sí que les es afín, sí que “les sale”. Piscis está regido por Júpiter (el que expande la conciencia) y Neptuno (el que disuelve los límites). En esta frecuencia, todo está unido, todo es Uno,  así que la gente que tiene Piscis o Neptuno fuertes son extremadamente sensibles, en planos que van más allá de lo físico. En esencia, los piscianos son más buenos que el pan, pero entre su tendencia a pensar que todo el mundo es bueno y que no se les da del todo bien poner límites, la vida les ha dado palos chungos y muchos deciden dar la espalda a esta frecuencia para no sufrir más.

En la realidad hay cosas maravillosas pero también hay toneladas de dolor y para alguien que es extremadamente sensible, el contacto con la realidad puede ser demasiado abrumador. Es por eso que el signo Piscis tiene una tendencia muy fuerte a escapar de la realidad, ya sea creando un mundo de fantasía en su cabeza o jugueteando con sustancias. Es el signo de la fantasía, de las grandes desilusiones y también de las adicciones.

¿Y por qué alguien querría instalarse aquí? Pues porque Piscis, en realidad, es el paraíso. El sufrimiento viene cuando esperas que la Tierra vibre en la misma frecuencia, porque en la Tierra hay de todo y sí, muchas veces no invita a la sobriedad. Sabiendo que son muy propensos a absorber el ambiente circundante, los piscianos tienen que llevar cuidado de seleccionar su entorno para no perderse y hacer por tomar tiempo aparte para conectar con el silencio y recargar siempre que lo necesiten. Como es el arquetipo de El Salvador, es común que haya una cierta tendencia a esperar que vaya a venir alguien a salvarles, que les hace carne de secta y de parejas problemáticas. Ya lo siento, pero no va a venir nadie, lo tienes que hacer tú.

Los piscianos son los místicos, artistas, poetas, músicos, psíquicos, hippies, borrachos y, en general, toda la gente que es demasiado buena para estar en el mundo y que son, precisamente, lo que el mundo más necesitaNo por nada es también el signo del amor incondicional, de la conciencia universal, de la meditación, de la espiritualidad, del silencio, de la empatía, del arte, de la música, de los animales, de la experiencia mística y del perdón.

Piscis es la base de todas las religiones y todas las corrientes espirituales: el amor incondicional, la empatía, el reconocimiento de que todo es Uno. Tiene bastante que ver con esa fase del ciego de alcohol de joder cómo os quiero vamos a ser amigos para siempre ¿por qué estoy llorando?

Piscis ha recibido muchos nombres en el imaginario popular como la Fuerza,  Nunca Jamás, el Polvo, Eywa, el Nirvana, el Cielo y la Paz te doy a ti mi hermano, la Paz que Dios me regaló. RE CI BE LAAAAA

En conclusión, navegar estas aguas revueltas no es nada fácil pero es necesario. Hay auténticos marineros que se las han apañado para navegarlas y pasar el mensaje. El icono Piscis por excelencia es Jesucristo y referentes más modernos que me vienen a la cabeza son Robe de Extremoduro (aka Jesucristo García) y Kase O.

The world is permeated with roses of happiness all the time, but none of us know it. The happiness consists in realizing that it is all a great strange dream.

(Jack Kerouac, Lonesome traveler)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s